tablet_bodegon1

Decir que las tablets se han convertido en los sustitutos de los ordenadores para muchas personas no es algo disparatado.

Nuestro colaborador Fernando Alvarez del Vayo  de FAQsAndroid nos cuenta cómo las funciones que el usuario medio realiza con el ordenador pueden llevarse a cabo con una Tablet,  en la mayoría de ocasiones.  Gestión de correo electrónico, redes sociales, aplicaciones de fotografía y sobre todo consumo de elementos multimedia como música, series o películas.

Pero, como bien comenta,  no todos los usuarios buscan lo mismo y por eso distinguimos entre estos grupos en función de cuál es el uso que más vayamos a darle.

El consumidor de vídeos

Una de las cosas que más hacemos con una Tablet es ver vídeos, ya sea en local o en streaming con apps como Youtube.

En este caso tendremos que optar por una Tablet de gran pantalla, en torno a las 10 pulgadas y con una resolución lo más alta posible.

Esto hará que la batería sea mayor y es que la reproducción de vídeo es uno de los aspectos que más energía gastan.

Destacar también como algo positivo la conexión por HDMI a la TV por si queremos usarlo de reproductor multimedia convencional y la salida USB OTG que nos permitirá ver archivos de un pen drive convencional.

El usuario intensivo de redes sociales y mensajería instantánea

Si el uso principal de nuestra Tablet es usar Facebook, Twitter o quizás una aplicación de mensajería como WhatsApp es importante optar por una más cómoda, quizás de 7 pulgadas, y lo más ligera posible ya que normalmente no la usaremos apoyada.

Además será interesante que tenga 3G para poder usar apps como WhatsApp sin trucos.

El jugador empedernido

Hay dos tipos de juegos, los casuales que podremos ejecutar en casi cualquier Tablet, como 2048 o Apalabrados y los que necesitan potencia.

Para jugar a los primeros nos vale una Tablet que tenga una pantalla con una respuesta táctil decente, ya que la precisión a veces es fundamental.

Si optamos por juegos exigentes como Asphal 8 o Morder Combat 4 necesitaremos potencia por lo que nos iremos a una con un procesador de cuatro núcleos con la frecuencia de reloj más alta posible y mínimo 1 GB de RAM, siendo recomendable incluso 2.

El viajero incansable

Cuando una Tablet sustituye no a un ordenador de sobremesa sino a un portátil la comodidad de uso y el trasporte es fundamental.

Lo ideal es optar por dispositivos de entre 7 y 8 pulgadas lo más ligeros posibles y por supuesto con 3G, aunque siempre podríamos usar el tethering con un smartphone para conectarnos a internet.

El fotógrafo aficionado

Por último tenemos un perfil que cada vez es más común, el que realiza fotos con su Tablet. No nos parece el medio más adecuado para ello pero si así lo queremos tendremos que fijarnos en la calidad de la cámara, y no sólo en los megapíxeles de la misma.

Por otro lado es interesante usar este dispositivo para procesar las fotos y almacenarlas, por ejemplo con apps como Snapseed, VSCO o similares.

¿Echáis en falta algún otro perfil? Si así es podéis compartirlo con nosotros a través de los comentarios de este mismo post.

¡Gracias Fernando Alvarez del Vayo por compartir este post con nosotros!

+ Posts