Vivimos rodeados de sonidos. Por eso debes tener presente la importancia de los decibelios de sonido, así como de la música alta cuando estamos escuchando música. Es muy probable que la mayoría no seamos realmente conscientes de los sonidos molestos a los que estamos sometidos cada día, y, de hecho, los hayamos asimilado con normalidad en nuestra rutina. Ya sea en tu hogar, mientras trabajas o de camino a la oficina. Debes tener en cuenta una serie de pautas  en cuanto a los niveles de decibelios para evitar que se conviertan en algo perjudicial para tu salud.

¿Qué son los decibelios de sonido?

Se trata de la unidad de medida para medir la presión sonora o nivel del sonido (se expresa en dB). De esta forma, en función de la presión sonora que ejerza el emisor de la onda sonora, se establece un rango de percepción auditiva en el umbral auditivo:

  • El sonido más suave que algunos humanos pueden escuchar es 20dB o menor.
  • Una conversación normal oscila entre los 40 a 60dB
  • Un concierto de rock está entre los 110dB y 120dB y puede ser de hasta 140dB si estás colocado en dirección frontal a los altavoces.

¿Y escuchar música con auriculares es perjudicial?

El uso de auriculares no es perjudicial para la salud por sí. Un uso descontrolado es lo que puede llegar a tener efectos negativos en tu sistema auditivo. Tal y como te comentábamos, también es importante conocer la potencia de nuestro equipo de sonido para darle un buen uso. Por ello, te proponemos estas recomendaciones para evitar consecuencias negativas al interpretar los decibelios de sonido:

  • Hacer pausas de cinco minutos tras una hora seguida escuchando música
  • Mantener el volumen por debajo del 70%, como regla general. Este dato es muy importante, ya que soportar un volumen muy alto a tan corta distancia del pabellón auditivo puede ser perjudicial.
  • Evitar compartir los auriculares sin antes tomar medidas higiénicas. Uno de los puntos más desconocidos es el riesgo que conlleva una de las costumbres más extendidas: compartir los auriculares. Comparado con el uso compartido que podrías hacer de tu cepillo de dientes, las bacterias también se transmiten y pueden dar lugar a infecciones en los oídos.

Para evitarlo te recomendamos que primero desinfectes los auriculares con un poco de alcohol o cambiando sus almohadillas por otras de sustitución.

Para más información, estaremos encantados de atenderte a través de nuestro formulario de atención al cliente.

+ Posts