¿Te has preguntado alguna vez qué efectos tiene la música que escuchas en cada momento? Probablemente tengas una lista de canciones o grupos favoritos que te acompañan gran parte de tu día a día y que ocupan prácticamente toda la memoria de tu reproductor portátil. ¿Sabías que según la música que escuches esta puede ayudarte o perjudicarte en la actividad que estés realizando.

Escuchamos música mientras trabajamos, estudiamos, hacemos ejercicio, vamos de compras o incluso cuando estudiamos o leemos. Prácticamente durante todas estas actividades, nos acompañamos de nuestro reproductor portátil y nos colocamos los auriculares para no oír más que la música que queremos en ese momento.

En determinadas actividades como estudiar o trabajar la música clásica, el jazz o el blues son los géneros más adecuados para aumentar nuestra concentración. Mientras que para hacer ejercicio o dar un paseo por la ciudad no está nada mal algo de rock y pop que te dé ese plus de energía que necesitas.

Ya sea para relajarte, para ayudarte a aumentar tu rendimiento en clase o en el trabajo o para revitalizarte mientras haces deporte o estás de marcha, disfruta siempre de la música que más te gusta donde tú quieras.