¿Aún no conoces la experiencia Multiroom? En esta ocasión, J.M Álvarez-Perez te contará su experiencia con dos equipos Energy Multiroom conectados en casa.

Hace unos días recibí en mi domicilio dos de los dispositivos que pueden ser empleados para trabajar de modo conjunto dando lugar a un sistema de audio en diferentes estancias de tu casa, sin necesidad de cableados ni instalaciones complejas. Escucha tu grupo de música favorito en toda tu casa, o crea ambientes diferentes en cada una de las estancias. Un sistema fácil, sencillo e intuitivo que pondrá el ritmo en el día a día. ¡Vamos a ello!

Embalaje y presentación. Comenzamos con el “unboxing”. En ambos dispositivos el embalaje es adecuado y cumple perfectamente su función de protección. Ambos dispositivos vienen acompañados de la correspondiente documentación, donde se incluye un completo manual de instrucciones y un conjunto de divertidos “stickers” de Energy Sistem para personalizar los dispositivos o cualquier otro que se te ocurra. En la torre de sonido, la documentación viene acompañada de su mando a distancia (pilas incluidas), un cable doble mini-jack (para conectar mediante cable cualquier dispositivo mediante cable) y los tornillos y llave tipo allen necesarias para sujetar la base de la torre (si así lo consideras). En el caso del equipo “portable” se incluye, junto a la indicada documentación y el cable doble mini-jack un cable USB para la carga del dispositivo.

Primeras impresiones. Lo primero que llama la atención es la calidad de los acabados en ambos dispositivos. El tamaño de la torre impone al primer contacto. En el frente nos encontramos una pequeña pantalla donde nos mostrará el modo de reproducción elegido, así como la información de pista sonando en cada momento. El panel táctil, retroiluminado en blanco, de la parte superior nos permitirá manejar el dispositivo sin necesidad de recurrir al mando a distancia. Además una ranura superior permitirá colocar nuestro dispositivo (teléfono móvil y/o Tablet) con total seguridad. En su derecha, nos encontramos un panel con las diferentes posibilidades de reproducción (no se les ha pasado nada): USB, tarjeta SD, mini-jack (Aux. 3,5 mm.), junto a un par de puertos de carga USB para a su vez recargar la batería de nuestros dispositivos móviles.

Y si no te parecía suficiente, en la parte trasera también tendrás una conexión auxiliar RCA. Seguro que si tienes una mesa de mezclas en casa, poco tardarás en hacer uso de esta conexión. Y no te lo pierdas, podrás configurar a demanda los graves y agudos de tu torre de sonido (controles junto al interruptor general, en la parte trasera). Si a todo lo anterior incluimos la conectividad sin cables vía Bluetooth y Wi-Fi, las posibilidades de conexión y reproducción son ilimitadas, pudiendo conectar la torre a cualquier dispositivo que tengas por casa. El equipo portátil, por su parte, no se queda atrás. De dimensiones nada despreciables, aunque su portabilidad no se pone en juego, el acabado es impecable. En la parte superior se encuentra la unidad de control y justo debajo una pequeña pantalla nos indica toda la información acerca del modo de reproducción y/o pista de audio sonando. También disponible la reproducción desde USB ó tarjeta SD (parte trasera), se incluye una entrada (y salida) auxiliar de 3,5 mm que permitirá conectar a este cualquier dispositivo, y a su vez, poder conectarlo a otro. ¡Conectividad absoluta en estos dispositivos!

Funcionamiento del Energy Multiroom. En ambos dispositivos la reproducción a través de USB y/o tarjeta SD funciona de modo correcta. Nada que alegar al funcionamiento mediante las conexiones cableadas (modo Auxiliar) en ambos dispositivos. Por tanto, vamos a centrarnos en el punto fuerte de estos dispositivos: el funcionamiento “sin cables” y su configuración/manejo a través de la app (disponible para iOS y Android) Energy Multiroom Wi-Fi. Simplemente tendrás que descargarte la app para tu plataforma móvil y seguir las instrucciones que aparecen en pantalla. Una vez encendidos los dispositivos y conectados a tu red Wi-Fi, estos por arte de magia aparecerán en la lista de dispositivos disponibles (Fig. 3a). Pero no te preocupes este paso solo lo tendrás que hacer una única vez, de forma que la conexión será automática la próxima vez que cualquiera de los dispositivos se ponga en funcionamiento. Y a partir de aquí viene la magia, podrás reproducir en cada uno de ellos independientemente o reproducir de modo conjunto (modo “Multiroom”, arrastrando un dispositivo sobre el otro), e incluso, ¡reproducir un canal (R ó L) en cada uno de los dispositivos! Sin embargo te estarás preguntado: ¿Qué puedo reproducir en ellos? ¿Merece la pena la conectividad a internet en estos dispositivos? La respuesta a la segunda pregunta es un SI más grande que el tamaño de la torre, y en cuanto a la primera, solo decir que podemos reproducir “TODO”.

Si eres de los que reproduce una y otra vez tu propia biblioteca musical (Fig. 3b) que tienes guardada en tu móvil/tablet estás de suerte: desde la app la podrás reproducir con gran sencillez. Sin embargo, si eres de los que recurre a las listas de éxito del momento de Spotify, también es posible. Aunque para mí, sin lugar a dudas, uno de los puntos más fuertes de estos dispositivos es la posibilidad de la reproducción en streaming de infinidad de radios de todo el mundo a través de TuneIn (Fig. 3c). No sé si estáis al tanto del futuro de la FM, pero no dentro de mucho tiempo la radio tal como la conocemos será historia. Si a eso le sumamos que no todos tenemos la suerte de poder escuchar nuestra emisora favorita en nuestra localización, creo que poco más se puede añadir. He de decir que la radio en streaming es uno de los puntos fuertes de estos dispositivos y al que mayor rendimiento le estoy sacando.

Si además eres usuario, como yo, de los dispositivos Apple estás de suerte.  Estos dispositivos, al estar conectados a la misma red Wi-Fi que tu teléfono/tablet podrán ser seleccionados como salida de audio directamente (AirPlay), sin tener que recurrir a la mencionada. Si por ejemplo estás escuchando tu canción o viendo un vídeo en tu dispositivo, con un simple gesto (Fig. 3d) comenzará a sonar por los Energy Sistem. ¡Una auténtica pasada!

Rendimiento. Calidad de sonido. Globalmente, el rendimiento del conjunto ha sido bastante satisfactorio. Siempre hay algún punto a mejorar, aunque en su gama y en relación a su contenido precio, no se puede pedir mucho más. Algo que sorprende es la potencia de sonido en ambos dispositivos. Tengo que confesar que no he sido capaz a poner al máximo la torre por temor a recibir una visita de los agentes del orden con el sonómetro en mano. Todo sea por la buena convivencia vecinal ;-). La calidad del sonido es más que aceptable, aunque lejos de los equipos de alta gama (y por tanto alto precio). Sin embargo, podréis mejorar considerablemente la potencia y calidad de los dispositivos que usamos en el día a día (móviles, tablets, portátiles, TV, etc.) de un modo sencillo y sin las restricciones y limitaciones de los cables. Además si te gusta llevar el ritmo a cualquier parte, el Energy Portable Multiroom Wi-Fi te lo pone fácil. Dispone de batería recargable, de gran duración, que te facilitará su uso sin cables,
convirtiéndose en un compañero inseparable en tus “aventuras”.

Valoración conjunta. Para no seguir enrollándome, basándome en todo la anterior, puedo decir que el sistema Multiroom de Energy System es una muy buena y económica opción para sonorizar tu hogar, y porque no, para convertirlo en tu amigo inseparable fuera de casa. Potencia y calidad fuera de toda duda y un funcionamiento más que adecuado. Salvo que busques una calidad de sonido excepcional (tendrías que rascarte el bolsillo considerablemente), seguro que no te sientes decepcionado. Y por supuesto, si tienes alguna duda antes de comprártelos, o una vez con ellos en tu casa, estaré encantado de poder ayudarte. 🙂

+ Posts